Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/65850
Nota exclusiva

Voluntario de la vacuna de Oxford: “Mi amor por la vida y mi odio a este virus me llevaron a presentarme”

Joan Pons Laplana, enfermero español, voluntario para la vacuna de Oxford, en Inglaterra, habló en exclusivo para “El aguante de No está Todo Dicho”, sobre el motivo que lo llevó a tomar la decisión de presentarse, comentó que “trabajé en terapia intensiva y vi todo el horror que era eso, la frustración de no poder salvar a gente, la desesperación de no saber qué viene, y no quería que esto siga, por eso empecé a tener odio por este virus, porque nos impide hacer una vida normal. Cuando me dieron la oportunidad de formar parte, mi amor por la vida y mi odio a este virus me llevaron a presentarme”.

Además, afirmó que “Me siento orgulloso sí, de haber sido voluntario porque sin voluntario no hay vacuna y sin vacuna el horror sigue, por eso la única manera de poder parar este virus era con una vacuna” afirmó.

joan.jpg

Joan Pons Laplana, voluntario de la vacuna de Oxford, sobre qué lo llevó a presentarse como voluntario, expresó que “porque en el hospital hago gestión de enfermería, intento dar mejor calidad de vida, y desde marzo hasta agosto trabajé en terapia intensiva y vi todo el horror que era eso, la frustración de no poder salvar a gente, la desesperación de no saber qué viene, y no quería que esto siga, por eso empecé a tener odio por este virus, porque nos impide hacer una vida normal. Cuando me dieron la oportunidad de formar parte, mi amor por la vida y mi odio a este virus me llevaron a presentarme”.

“Me siento orgulloso sí, de haber sido voluntario porque sin voluntario no hay vacuna y sin vacuna el horror sigue, por eso la única manera de poder parar este virus era con una vacuna” afirmó.

Asimismo, de cómo fue el proceso, Joan, contó que “me pusieron el 5 de junio a primera dosis, en fase tres de la vacuna, para ver si la respuesta inmunitaria es eficaz, si puede para el virus o no, cada dos semanas me hago hisopado, pudieron haberme puesto placebo y yo desarrollé síntomas, peor no lo hice, solo un poco de congestión nasal o que me hayan aplicado realmente la vacuna, que yo considero que pasó eso”.

A su vez, el voluntario expuso que “la vacuna no previene del covid, sí previene de desarrollar la enfermedad y produce anticuerpos como que se produce un ejército de soldados para atacar al coronavirus”.

“Por eso es importante que la gente que es factor de riesgo se vacune, cuando salga la vacuna, así se impide que el virus se multiplique y se disminuya la carga viral, por lo tanto, la infección termina en tu cuerpo y no se expande y se consigue la inmunidad de rebaño” sostuvo Laplana.  

De los protocolos de la vacuna, Joan explicó que “en todos los estudios de la vacuna, no sabemos si nos colocan placebo o la vacuna, al 50% es la vacuna y el otro 50% es placebo, yo cada día tengo que tomarme la vacuna, ver cómo me siento y si tengo algún cambio tengo un teléfono de contacto y una vez por semana me analizan cómo estoy de salud”. 

“El jueves pasado encontraron positivo de covid en mi cuerpo, fui al hospital, me hicieron otro hisopado y volvió a dar positivo, y otra serie de controles, ahora estoy en cuarentena, por precaución, sin más síntomas y la semana que viene debo volver a la universidad de Oxford” describió.

Por último, de la situación en Inglaterra, Joan relató que “aquí vuelve el invierno, es cuando el virus más fuerte se pone, doblamos el número de contagios cada dos semanas, y el número de admisiones en hospitales, es mayor que a principios de marzo, cuando fue la primera ola. Si sale la vacuna para navidad tal vez, podamos frenar la segunda ola”.