Corrientes 24 °C
Min. 22 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/66782
Historia de vida

La historia de la mujer que dará a luz a su nieto

La mujer de 51 años de edad decidió ayudar a su hija con problemas de fertilidad, para traer al mundo a su primer hijo, convirtiéndose en vientre subrogado y portando a su futuro nieto.

La historia de Julie Loving y Breanna Lockwood, sorprendió sorprendido en las redes sociales.

La mujer de 51 años de edad decidió ayudar a su hija con problemas de fertilidad, para traer al mundo a su primer hijo, convirtiéndose en vientre subrogado y portando a su futuro nieto.

El hecho ocurrió en Illinois, Estados Unidos, y se ha convertido en un verdadero acto de amor ante los ojos de cientos de personas.

Durante años, Breanna había luchado contra la infertilidad, experimentando cuatro transferencias de embriones fallidas, dos abortos espontáneos y un embarazo ectópico. Todo esto deterioró mucho el útero de la joven norteamericana quien, junto a su esposo Aaron, comenzaron a pensar en usar un portador gestacional.

“La mayoría de los estadounidenses no pueden pagar una portadora gestacional”, dijo el especialista en fertilidad de Breanna, el Doctor Brian Kaplan de Fertility Centers of Illinois, indicando que los costos llegan hasta los 100 mil dólares.

La gran cantidad de dinero que exigía el tratamiento estaba lejos de ser logrado por el matrimonio. Ante esta problemática, la joven de 29 años comparte con su madre su angustia y fue cuando esta le ofreció hacerlo. Sin embargo, al comienzo, la pareja se negó.

“La hicimos pasar por todos estos obstáculos para asegurarnos de que estuviera lo más saludable posible (y) lo más informada posible sobre los riesgos involucrados”, dijo Kaplan. “Nos lo tomamos muy en serio. Cada uno de los médicos que la vieron estuvo de acuerdo en que esto era único. Esto no es algo que haríamos con regularidad o aconsejaríamos a las personas que hicieran. Esto fue absolutamente excepcional".

Actualmente Julie asegura estar completamente feliz y complacida de poder ayudar a su hija a crear a su familia. A pesar de que no fue una decisión sencilla, la familia manifiesta que la decisión correcta. El embarazo de la mujer de 51 años de edad ha avanzado con normalidad y diariamente es atendida por profesionales, quienes monitorean todo el proceso.