Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/69356

Jubilados, la mentira del relato K.

Alberto Fernández  propone una  fórmula para ajustar las jubilaciones en función  de la variación de los salarios y la recaudación de impuestos que van a la Anses, pero lo  más  llamativo  es que  esta  fórmula NO CONTEMPLA A LA INFLACION.

 

Esta  postura  del   gobierno representa  una  vez  más una mentira  de la  gestión   populista  del actual  presidente dejando  muy  atrás  sus promesas electorales y  su opinión   respecto los jubilados.

Con  esta fórmula los  jubilados  pierden  poder  adquisitivo sumado a  todo lo que  ya perdieron desde que este  gobierno decidió  arbitrariamente suspender la movilidad   jubilatoria establecida  en la ley N°27.426 denominada como "Reforma Previsional”,  que  modificó la Ley N°24.241 y la Ley N°26.417,referidas al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones y a la movilidad de las Prestaciones Previsionales, respectivamente.  

Muy  atrás  quedo aquellos eufóricos discursos  kirchnerista del año 2017  y la  violenta  puesta  en escena con las  movilizaciones al  congreso de la nación cuando  se trataba la ley  de movilidad  jubilatoria propuesta  por Juntos por el Cambio,  el escenario  muto y al  parecer  los  jubilados  van a ser la variable de ajuste para equilibrar la ya desequilibradas finanzas publica del gobierno de Alberto  Fernández.

El cálculo es simple y la matemática (por suerte) es objetiva, la jubilación mínima en argentina es de $18.128,85 pesos, luego del aumento que informó el pasado agosto la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) del 7,5% cuando debería haber sido de 9,88%. Las jubilaciones y pensiones tendrán un aumento del 5% en diciembre, según anunciaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, con este incremento, las jubilaciones mínimas aumentarán un 35,3% en lo que va del año en tanto, si se hubiese aplicado la fórmula de movilidad suspendida, los aumentos hubiesen sido de 42% para todo 2020.

Otro dato no menos llamativo es que para el Presupuesto 2021 se contempla un aumento de la Seguridad Social del 31%, varios organismos ya están advirtiendo que la inflación superará ampliamente ese número. Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal del Estado, con la suspensión de la movilidad jubilatoria en 2020 el Estado ajusto por 72.000 mil millones. Estos aumentos  arbitrario sin  reglas  claras   fue   anunciado  por el gobierno como una  medida  que  le iba  a permitir  a los  jubilados  ganarle  a  la  inflación , sin embargo debido  a la  crisis  que  vivimos  esto   forma  más  bien parte  de un relato muy diferente a la  realidad  que   viven   más  de 8 millones de   adultos mayores  en nuestro  país , de  este  número  la mitad  percibe  una   jubilación mínima, ¿se entiende  ahora  por que  decimos  que  con este   gobierno los jubilados   van a  tener que  esperar?

Cuando un estado tiene  como  bandera propia  a los  jubilados   toma medidas que  realmente   puede  cambiarles su calidad de  vida para  bien , esto es lo que  comenzó  a hacer  la gestión de  Cambiemos  al   lanzar el programa  de Reparación  Histórica donde  se  buscó celebrar acuerdos para el pago de sentencias de juicios previsionales, dando    prioridad  a los mayores de 80 años y a los que tienen enfermedades graves,  también se dejó  de apelar  las sentencia  judiciales. Se estableció  que  todas las ganancias  del fondo  de garantía de sustentabilidad  se  utilice  para pagar  los  juicios, es menester señalar  esto  ya que  muy  a  menudo los fondos de la seguridad social fueron una  impresionante caja de la que se sirvieron discrecionalmente los políticos para hacer frente al déficit fiscal derivado de la irresponsabilidad y de la corrupción del sector público. Durante  el   gobierno  de  Cristina  Fernández de Kirchner se hizo una práctica habitual de ello. 

De esta  manera   durante    la gestión de macri  con la RH  beneficio  a más d  740.000  jubilados  nacionales. A esta medida  también  es importante   sumar la PUAM  (pensión universal  al adulto  mayor) que  vino  a garantizar  un  ingreso   universal  a los  adultos  mayores  que no tuvieron aportes, sin  tener que  depender  del  humor  de los gobernantes  de turno. 

En síntesis, nuevamente, los beneficiarios del sistema jubilatorio van a recibir ajustes inferiores a la inflación, de modo tal que su capacidad de ingreso vuelve a sufrir un nuevo retroceso, para  el  gobierno de  Alberto Fernández lo  jubilados  son una parte  más del  relato populista.