Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/74174
Columna de opinión

Una mala respuesta no puede generar otra mala respuesta

La era Trump en EEUU termina por vencimiento del plazo y por derrota electoral. Trump haciendo gala de un populismo de derecha, incompatible con el Estado de Derecho, al negar decadentemente el resultado electoral, arengó violentamente los peores sentimientos de la condición humana a sus seguidores, que finalizó con la toma del Capitolio y continúa con su ausencia en el traspaso electoral.

noel breard.jpg

Sería importante que Trump termine con este populismo violento, supremasista, xenófobo, antinmigrante y racista, y la verdad que Trump representa una parte de esa sociedad Americana con valores trastocados y peligrosos para la convivencia del pluralismo, diversidad y alteridad. 

Sería de alto riesgo que los demócratas subestimen y nieguen este conflicto o grieta y no busquen caminos de trabajo superadores. 

En los diarios informan que el camino elegido en primera instancia es un juicio político que fue acogido por la cámara de representantes (que actúa como cámara acusadora) y pasó al Senado, pero que el tiempo no alcanza porque dicho cuerpo retoma su actividad el 19 de enero y al día siguiente vence su mandato, pero que no obstante quieren seguir con el juicio político para destituir e inhabilitarlo a Trump para que en el futuro regrese. Afirman que aunque termine el mandato, el juicio puede seguir. Este camino es un atentado al Estado de Derecho y a las leyes, no puede tener dos interpretaciones tan disímiles, eso le quitaría carácter científico al derecho (la teoría de las dos bibliotecas). 

La finalidad de un juicio político es destitución mientras dura su mandato por inconducta o que se le imputen delitos para que lo juzgue la justicia, es decir, el juicio es previo pero mientras dure su mandato. Vencido el mandato el 20 de enero, el juicio político pierde su finalidad y si hubiere cometido delitos es la justicia la que debe juzgar absolver o condenar e inhabilitar para la función pública a futuro, porque para la política el juego término por vencimiento de mandato. 

Finaliza la nota diciendo que si cumple el juicio político con los procedimientos y plazos será nulo de nulidad absoluta, habilitando la instancia de revisión jurisdiccional en la Corte Suprema de EEUU y sería revocada dicha sanción por ser fuera de término, acto que lo colocaria nueva e inmerecidamente en carrera política, generando tensión en el sistema. 

Es indudable que Trump representa lo peor de la sociedad americana, pero el reproche debe ser por el camino correcto. 

Noel Eugenio Breard. Senador Provincial 

Temas en esta nota

Opinión Noel Breard