Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/74440
Derecho a réplica

Cajero de supermercado aseguró: "no pensé que me iba a reclamar 20 centavos"

Román Martínez, cajero de Impulso, ejerció su derecho a réplica y dio su versión sobre lo que sucedió con el reclamo del cambio que le hizo un cliente, quién contó el hecho, la semana pasada en “Radio Dos”. El trabajador contó que “estaba desinfectando el lugar, me da sus artículos, le digo el total y 61, 20 centavos era el vuelto, le doy un billete de 50, uno de 10 y una moneda de un peso, después sigo limpiando, con alcohol y demás”. Además, mantuvo que “veo que pasó unos diez segundos y el señor no avanza y le pregunto pensando que le di mal el cambio, “jefe todo bien”, y me dice “no, no está bien”, yo totalmente desconcertado miro la pantalla y veo que falta los 20 centavos, y me dice “vos tenes que darme la moneda”, pero no pensé que me iba a reclamar 20 centavos y abro mi gaveta, encuentro dos moneditas de 10 centavos y le doy en su mano”.

 

Román Martínez, cajero de Impulso, expuso que “lo indignante es el discurso que se hace difamándome y más que nada a base de mentiras, y eso es lo que vengo a defender hoy”. A su vez, el trabajador, relató que “atendí como todas las mañanas, estaba desinfectando el lugar, me da sus artículos, le digo el total y 61, 20 centavos era el vuelto, le doy un billete de 50, uno de 10 y una moneda de un peso, después sigo limpiando, con alcohol y demás”.

Asimismo, comentó que “veo que pasó unos diez segundos y el señor no avanza y le pregunto pensando que le di mal el cambio, “jefe todo bien”, y me dice “no, no está bien”, yo totalmente desconcertado miro la pantalla y veo que falta los 20 centavos, y me dice “vos tenes que darme la moneda”, pero no pensé que me iba a reclamar 20 centavos y abro mi gaveta, encuentro dos moneditas de 10 centavos y le doy en su mano”.

A su vez, Román, contó que “se va y me dice “no es manera de tratar a los clientes”, me acerco y le digo “vení acá, decime más cerca qué estás diciendo”, y él ya pide por mi superior, reclamando que no le quise dar el vuelto”.    

Al mismo tiempo, el cajero mencionó que “le digo a mi superior “jefe son 20 centavos” y tenía gente aguardándome en la caja, y mi superior le dio el libro de quejas, no se le negó en ningún momento”. “Lo que más me indigna es que fue un hecho menor, se fue a una discusión porque él la empezó, yo me exalté sí cuando él me pidió los 20 centavos” remarcó el trabajador del supermercado.