Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/74600

El chiste de Martín

Huevos de plomo

Una anciana tenía su pequeña granja con un gallinero.

Algunas de las gallinas tenían la mala costumbre, luego de poner sus huevos, los picaban y rompían.

La ancianita consultó con un veterinario para ver como solucionar este problema y este le aconsejó que comprara en el negocio de ramos generales, unos huevos de plomo, de forma tal, que cuando las gallinas ponían los huevos y los picoteaban, también picarían los de plomo, produciéndoles tal dolor, que dejarían de picarlos.

Entonces la viejita fue hasta el negocio del pueblo y lo atendió su dueño, un anciano que se acercó lentamente arrastrando los pies.

La viejita le pregunta: Sr. Tiene huevos de plomo?

- No Sra., es el reumatismo que me dejó así.

Temas en esta nota

Martín Caram