Corrientes 13 °C
Min. 12 °CMax. 19 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/76998
Mal momento

Desesperada carta de Vicky Xipolitakis al juez de la causa contra su ex

La vedette le envió una extenso mail a la Justicia relatando el mal momento de salud que vive. 

 
La disputa legal que mantiene Vicky Xipolitakis con su exmarido, Javier Naselli, por la cuota alimentarioa del hijo de ambos, Salvador, se sigue prolongando y en una carta que escribió la exparticipante de MasterChef Celebrity relató cómo la afectó a la salud el conflicto que mantiene con su ex, que incluye una denuncia penal por violencia de género. 

 
“Hoy me enteré de esta triste y shockeante noticia, que mis OVARIOS DEJARON DE FUNCIONAR y tampoco producen más óvulos POR EL ESTRÉS que vengo acumulando y pasando (tragando angustias e injusticias)”, asegura la vedette, a corazón abierto en un pasaje de su extenso mail que reproduce PrimiciasYa, en el que adjunta los certificados médicos de su endocrinóloga donde asegura que “no tiene reserva ovárica”.


 
“Ven muy difícil la posibilidad de poder volver a tener hijos (con todo lo que amo a los nenes y deseaba formar la familia feliz que tanto soñaba). Tendría que tomar medicamento de reemplazo hormonal hasta los 51 años. Le quiero escribir todo en este mail porque para mí la salud es el límite y quede escrita mi lucha en el Poder Judicial Argentino, porque Justicia hasta el momento con nosotros no hubo”, señala, con dureza.

 
 La dura cara de Vicky Xipolitakis sobre su salud por el conflicto que mantiene con Javier Naselli.

 
Por favor háganle llegar este mail al juez Lucas Aón ya que es el responsable de llevar mi triste causa. Sr juez, le quiero hablar de persona a persona, porque usted aparte de ser la ley es humano y tiene corazón como yo. Estoy pasando por un estrés bastante fuerte, poniéndome una coraza de mamá súper poderosa para que nada le llegue a mi hijo. Lo logré, siempre con una sonrisa y mucho amor, pero por adentro sufro y acá están los resultados, pensé que no me iba a pasar porque me siento una mujer fuerte, pero no soy un robot y reventé por dentro.

Hoy me enteré de esta triste y shockeante noticia, que mis OVARIOS DEJARON DE FUNCIONAR y tampoco producen más óvulos POR EL ESTRÉS que vengo acumulando y pasando (tragando angustias e injusticias) y ven muy difícil la posibilidad de poder volver a tener hijos (con todo lo que amo a los nenes y deseaba formar la familia feliz que tanto soñaba). Tendría que tomar medicamento de reemplazo hormonal hasta los 51 años. Le quiero escribir todo en este mail porque para mí la salud es el límite y quede escrita mi lucha en el Poder Judicial Argentino, porque justicia hasta el momento con nosotros no hubo. Adjunto las fotos de mi doctora, de mi terapeuta y el último estudio donde se ve que ‘no tengo reserva ovárica’.

SUFRÍ VIOLENCIA, embarazada sufrí violencia, internada en los EE.UU. por violencia nace Salvador y sufrimos violencia, me separé por violencia, denuncié por violencia, pedí ayuda muchas veces (911, etc) por violencia. Somos víctimas de violencia y siempre estuvimos desprotegidos... ¿Cómo puedo estar tranquila como mamá si todo lo que pide Naselli se lo dan rápidamente y nosotros pasan los meses y no tenemos respuestas (ya pasaron 2 años).

Javier Naselli, casado y enamorado únicamente de la plata, hombre sin corazón, economista frío y calculador pensé que con amor podría mejorarlo, pero no lo logré (y entendí que era porque está mentalmente enfermo, porque yo sigo creyendo que con amor todo se puede); Naselli me cruzó antes de la hora pautada de la visita y me habló, incumplió con la ley y la cautelar, y solo contestaron ‘tengan cuidado la próxima, ¿así no vuelve a pasar?’. Tenía que estar muerta para que sea un hecho contundente. Yo hoy puedo hablar, pero muchas mujeres no pudieron. ¿Cuál es la Justicia argentina? ¿Y si lo hacía yo? ¿Qué pasaba?

En la vida para Naselli todo es un número o apariencias, lo que hacía con nosotros; obviamente economista multimillonario con distintos tipos de trabajos, algunos se saben, por ejemplo banquero de UBS, alquila todas sus propiedades que tiene por el mundo, trabajos en conjuntos con clientes e inversionistas, hoteles, licitaciones, etc y con gastos de cinco tarjetas de crédito promedio 20 mil a 60 mil dólares mensuales por tarjeta (cuando estaba conmigo). Más seis caballos que los mantiene como hijos, que solo viven y viajan donde va el calor porque son de polo, más su Ferrari, y autos que saca de leasing; y otros trabajos que no se saben, como por ejemplo prestar y mover plata y cobrar comisiones. Él era el único que mantenía todos los gastos de casa, como también la de EE.UU. ya que a mí me prohibía trabajar y solo tenía que acompañarlo a todos lados cortándome toda posibilidad de crecer en mi trabajo.

Y luego quedé embarazada, así que mi vida cambió más todavía porque vivía para cuidar a mi pancita. Fui mamá y toda mi vida cambio rotundamente.... Hermoso porque encontré a mi gran compañero de vida, mi hijo que fue él que me sanó el corazón porque conocí el amor más hermoso, puro y verdadero; pero ser mamá es un trabajo duro porque te quedás sin vida para formar la del bebé, dedicada exclusivamente a su crianza diaria (24hs)… Aparte de criarlo tengo que mantenerlo (nunca , pero nunca le bajé la calidad de vida a Salvador, no porque pueda, sino porque hago lo imposible, hasta darle absolutamente todo como fue criado, lo tuve, tengo y tendré como el príncipe que es, gracias a mi familia , canjes y que hoy me encuentro trabajando. Ojalá me dure porque mis trabajos son esporádicos y no son sueldos elevados comparados con los de Naselli.

Él se casó conociéndome muy bien (la madre dedicada que soy, la persona y mi economía). Ahora, ¿no sé qué pretenden de mí? Lo único que me queda claro es su constante extorsión para que le saque la causa penal y ahí dice que arreglamos los alimentos. Me dicen “un juez nunca te va a dar más $ de lo que él gana” (palabras textuales de Naselli y su abogada), ¡¿pero eso es Justicia?! Me descompone vivir así. ¿Esos son los derechos del Niño, con la misma calidad de vida que el padre le tiene que dar? Que quede claro que para mí no quiero nada, nada de él, si algo me corresponde que se lo de a Salvador, todo a su nombre.

Quiero que mi hijo sea feliz siempre y no corra riego nunca a su lado, a mí ya bastante daño me hizo; hoy los únicos que ganan son los abogados, a los que les conviene estirar todo… Es una vergüenza e injusta la cuota de alimentos que están pasando, dictaminada por el Poder Judicial , porque un exabogado no contestó, vencieron los plazos y ¿pagamos nosotros los platos rotos? Determinando el 50% cada uno de los gastos o ¿se creen que yo tengo los ingresos de Naselli? ¿En qué se basaron? ¡Modificar esto puede tardar años! (y encima fue solo luz, gas, agua y obra social, pero ¿usted cree que la casa solo tiene esos gastos?). 50 mil pesos mensuales que me pasa cobra la mujer que me ayuda a mí en la casa, es la misma que tengo que tener para que esté en la visita junto a la asistente social con el padre y lo pago yo (más su comida, transporte, etc).

No tuve más opción de salir a la calle a trabajar en plena pandemia, poniendo en riesgo a todos los de mi alrededor, ya que mis padres son de riesgo, y mi mamá es la única persona que me puede ayudar con mi bebé cuando no estoy en casa, y lamentablemente termine contagiándome de COVID-19. Gracias a Dios fue leve y no contagié a nadie (otra vez nuestra salud corrió riesgo). Todo es un estrés, ¡el padre que se dedica a COIMEAR a todos!, hasta a la asistente social (me dijeron que está al tanto usted de este episodio también). “No importa lo que el Juez diga de honorarios, vos ayúdame en los escritos que te ayudo $”, son las palabras de Naselli. Ya no sé en quién confiar y no veo resultados de ningún lado. ¡Y en el medio está mi hijo! ¿Si pasa algo quién se hace cargo? La misma pregunta que hago siempre y nadie me la contesta.

Realizan también estrategias mediáticas haciéndome quedar mal públicamente e injustamente usando al bebé, la madre de Naselli escribiendo cartas en TV y nunca vino ahora, pero antes tampoco lo hacía. Yo siendo la conocida no contestando nada públicamente para cumplir con la ley. Sinceramente me angustia vivir así. Siempre Naselli nos quiso dejar en la calle (el primer intento fue el cambio de cerradura del departamento, el segundo intento fue que la dueña cancele el contrato de alquiler, que gracias a Dios no lo hizo), pero ahora se termina el contrato y nos están por desalojar porque se debe la mitad del depto que no puedo pagar. Depto que eligió, arregló y pagaba Naselli (que dejó todo tirado por separarme y denunciarlo, y se la agarró con el bebé). Igual las visitas para él son un cumplido, un trámite, a un padre que le importara su hijo nada de esto existiría. Mis ingresos son para la vida diaria y permanentes gastos del bebé, mi vida es para mi hijo, todo lo que tengo y lo que no también, gracias a Dios tengo la gran contención en todo sentido de mi familia, pero me da mucha vergüenza que pase todo esto. ¿Y si nos desalojan? Es una pregunta que no me deja descansar. ¿A donde iría junto a mi hijo cuando nos desalojen, con todas nuestras pertenecias? ¿Y quién se va a hacer cargo? Ayúdeme, por favor. Piense como si fuera una hija suya y póngase en mi lugar.

Muchas gracias y perdón, pero vengo sufriendo bastante, ya me repercutió feo en la salud, soy una mamá desesperada y preocupada por un padre enfermo mentalmente, que hasta el momento sigue sin tratarse y ver al bebé. Quiero vivir en paz y feliz junto a mí hijo.

¡Haga JUSTICIA, por favor!

Victoria Xipolitakis.

Fuente: Ciudad.com.ar