Corrientes 11 °C
Min. 8 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/79263
Gravísimo

Explotación laboral: En campos de Corrientes detectaron trabajadores “a punto de descomponerse por el hambre”

Lo alertaron desde Renatre-Corrientes. Los operativos se realizaron en campos dedicados a la forestación en Virasoro y Esquina y contaron con el aporte y acompañamiento de la Secretaría de Trabajo de la Provincia. “En Virasoro, al llegar los inspectores, los trabajadores lo primero que pidieron fue comida porque estaban desesperados”, precisaron fuentes oficiales-

Los operativos de fiscalización se realizaron en explotaciones forestales de Virasoro y Esquina en las cuales también se encontraron trabajadores en situaciones de extrema vulnerabilidad.

En Virasoro “los trabajadores estaban sin cobrar desde el mes de enero, al borde de la desesperación, al punto que cuando llegaron los inspectores lo primero que hicieron fue pedirles comida porque estaban en estado de inanición, en medio de la plantación y sin comida por varios días”

En Esquina “la situación fue parecida. La empresa contratante los trajo de Misiones, y no recibieron dinero desde enero. Solo les daban algo de comida”

También en San Juan

El Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) junto a personal de la Policía Federal, intervinieron en unas fincas de olivos de la zona de El Acequión, en Sarmiento, provincia de San Juan, donde lograron asistir a más de 140 trabajadores en situación de presunta explotación laboral. Además, entre el grupo de trabajadores, también se descubrió la presencia de 11 niños.

Éstos habían sido contratados en provincias del norte del país y trasladadas a San Juan para la cosecha de aceitunas. Sin embargo, las condiciones laborales prometidas no fueron las que debieron afrontar los trabajadores. Vivían hacinados en pequeñas habitaciones de 2,50 x 1,50 metros, no tenían acceso al agua potable, no contaban con instalaciones sanitarias y tampoco los elementos de protección adecuados. Por otro lado, realizaban jornadas laborales de 12 horas por día y el pago recibido era inferior al establecido en el mercado. Cada caja de aceitunas se abona $ 260 mientras que los trabajadores sólo recibían $ 160.