Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/79747
Verte bien

Secuelas de rostros cubiertos

No hay mal que por bien no venga. La pandemia trajo a nuestras vidas, diversas nuevas costumbres, que se volvieron cotidianas, más por necesidad que por propias convicciones. 

El alcohol, la limpieza de manos, el distanciamiento, son hoy moneda corriente. Y claro está, el barbijo. Gracias a él, hemos podido cuidarnos y protegernos de una manera muy particular y hasta impensada anteriormente. 
Caseros, producidos por algunas marcas, recomendados por los profesionales médicos, los barbijos ocupan un lugar importante e imprescindible en nuestra vida cotidiana. 
Pero así como han sido y son extremadamente útiles contra el covid-19, también trajeron ciertas complicaciones (para algunos frívolas) a la salud de nuestra piel. Los tapabocas cubren y a la vez generan una lógica humedad en la parte protegida de la cara. La respiración, el movimiento de labios detrás de la mascarilla protectora, sumado a la temperatura del ambiente, producen un efecto dañino en la piel Y como consecuencia de ello, se visualizan secuelas de acné, marcas debajo de los ojos, detrás de las orejas, por nombrar solo las más frecuentes.
Los daños "superficiales", también se notan en las manos, que se han resecado, producto de la permanente limpieza con alcohol.
Hidratar, limpiar, exfoliar  la zona más mayormente protegida del rostro, además de las manos, es algo que debe realizarse con cierta frecuencia, para evitar mayores daños. Y a la hora de elegir con que hacerlo, la oferta de cremas humectantes es verdaderamente amplia. En particular, algunos productos recetados los considero mayormente efectivos, por su acción y durabilidad,  produciendo una mejora constante. 
Sea cual fuese la crema a ocupar, lo importante es entender que nunca está de más el uso. Y al ocuparlo, estamos colaborando y mucho el cuidado y protección de la piel, nuestro órgano más extenso
Una acción saludable que debe ir de la mano con las "nuevas buenas costumbres", que hasta hoy demostraron ser altamente efectivas en la lucha contra el coronavirus.

Notas Relacionadas