Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/80483

El chiste de Martín

Dime cómo orinas y te diré quién eres

Luego de intensos estudios y largas investigaciones, los doctores en meología, el ruso Urinoski y el japonés Tumeito, han definido el carácter del hombre según su forma de orinar y han hecho una realidad la frase "Dime cómo orinas y te diré quién eres". Las conclusiones a las que han llegado son las siguientes:

· El Científico: Mira al suelo mientras mea y al mismo tiempo examina las burbujas y hace experimentos sobre la presión del chorro vs. magnitud del pujo.

· El Despreocupado: Mea toda la parte externa del inodoro o mea en el lavamanos si encuentra todos los retretes ocupados.

· El Distraído: Se desabrocha la bragueta, se saca una punta de la camisa y se mea en los pantalones.

· El Débil: Dura varios minutos buscándosela entre la bragueta y al final decide bajarse por completo los pantalones para poder sacarla.

· El Fanfarrón: Se desabrocha cinco botones para sacársela cuando dos hubieran sido suficientes.

· El Infantil: Dirige el chorro hacia arriba y hacia abajo, intentando llegar más alto o cazar un insecto.

· El Insidioso: Deja escapar un silencioso pedo, luego olfatea y mira acusadoramente al vecino.

· El Nervioso: No encuentra la bragueta, se desgarra el cinturón y se arranca los botones o la cremallera.

· El Práctico: Mea sin agarrársela y al mismo tiempo se arregla la corbata.

· El Pulcro: Se la saca con dos deditos, apreta el botón antes y después de orinar, luego dura 15 minutos lavándose las manos.

· El Sociable: Le gusta juntarse con los amigos para una meada social y colectiva.

· El Confundido: Le gusta orinar sentado en el inodoro por si acaso quiere salir otra cosa.

· El Disfrutador: Cuando orina lanza unos suspiros de alivio que cualquiera cree que está masturbándose.

· El Tímido: No puede mear cuando alguien lo mira, hace como si ya hubiera meado, se cierra la bragueta y se escabulle silenciosamente.

· El Somnoliento: Se mea los pantalones y los zapatos, luego se va con la bragueta abierta y no se da cuenta hasta que alguien se lo advierte.

Temas en esta nota

Martín Caram
Notas Relacionadas