Corrientes 29 °C
Min. 23 °CMax. 32 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/8193
Ejemplo de sacrificio y compromiso

El correntino Andrés Herrera: Del Bº Unión al Nuevo Gasómetro, donde cumplió el sueño de jugar en Primera

"Estoy viviendo un sueño, pero vivo para esto. Me enseñaron que nada viene sin sacrificio, todo me costó mucho, pero espero afianzarme en la Primera de San Lorenzo", dijo Andrés Herrera, el joven correntino que está haciendo sus primeras armas en el Ciclón. "Sabía que no podía perderme esta posibilidad", contó Andrés, quien jugó sus primeros partidos en la canchita del barrio Unión.

“Mi mejor recuerdo es cuando jugaba en el barrio, con los chicos. Eso hice en estos días, volví a la canchita, jugamos al fútbol y ayer les hice choripán y compartimos con todos, la pasamos muy bien”, contó Andrés, el chico de 20 años que firmó contrato con San Lorenzo de Almagro, y ya tuvo la posibilidad de mostrarse con el nuevo equipo de Jorge Almirón.


Con pasado en Boca Unidos y Rivadavia, Andrés (hijo de Hugo, quien sigue en actividad y el fin de semana se consagró campeón del Provincial con Camba Cuá) sabe que la oportunidad que tiene es única, y no quiere desaprovecharla: “soy un privilegiado, pero este es el sacrificio que tiene que hacer cada uno para lograr estar donde estoy”

“Yo no pensaba parar nunca, tenía que cumplir mi sueño que era jugar en Primera”, sostuvo.
“En la pensión lloraba en el baño, pero todo se trata de la cabeza, los fui superando”, contó Herrera, quien en San Lorenzo juega marcando el lateral derecho, y con Almirón espera consolidarse como carrilero por el mismo sector.

Andrés contó que “me fui a los 15 y a los 16 me quedé, ahora tengo 20, fui directo a San Lorenzo. Me probé cuando fueron a Rivadavia, quedé una semana de prueba y ya me quedé en la pensión. Ahora vivo en un departamento con Juan Martín Rojas (arquero correntino de River Plate) y Manuel Insaurralde (formoseño, también con pasado en Boca Unidos, y con muy buenas condiciones en San Lorenzo)”

“Lo más difícil fue alejarme de la familia… fui desde muy chico fui, pero me la banqué y este año firmé mi primer contrato por tres años. Nadie sabe el sacrificio que uno hace, me costó muchísimo cuando llegué al club porque perdí a mi abuela y a mi abuelo, y fueron golpes durísimos para mí, dejar la familia fue lo más difícil para mí” remarcó Andrés, en diálogo con Carlos Simón y Leandro Espinoza.

Al recordar sus inicios como jugador, Andrés dijo que “jugaba de nueve, o de enganche. En Rivadavia jugaba de ocho, y en San Lorenzo bajé unos metros porque tengo fuerza, buen manejo y dinámica”

“Espero tener mas rodaje en 2019. Cuando hablé con Almirón me dio mucha confianza, me dijo que juegue al fútbol que no tenga miedo, que la pelota no quema”, dijo.