Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/83321
NBA

Noche eterna: histórico debut de Gabriel Deck y otro buen partido de Campazzo

Uno es cada vez más figura; el otro se convirtió en el 14° argentino en la liga.

Facundo Campazzo y Gabriel Deck vivieron una noche muy particular en la NBA: por un lado, el cordobés le dio continuidad a lo que fue su mejor partido en su incipiente carrera en la liga. Por el otro, el santiagueño hizo su debut y se convirtió en el decimocuarto argentino en el mejor básquet del mundo.

El de Córdoba totalizó 12 puntos (3-5 de cancha y 6-7 en libres), 4 asistencias, 2 rebotes y 1 robo en 29 minutos en un buen triunfo de Denver Nuggets sobre Toronto Raptors 121 a 111. El de Santiago del Estero, en 14 minutos y medio, completó una planilla con 2 puntos (1-5 en tiros de cancha), 2 rebotes y 2 asistencias en lo que fue derrota de Oklahoma City Thunder ante New Orleans Pelicans 95-109.

Campazzo, como viene siendo habitual desde la lesión de Jamal Murray, arrancó como titular. En un comienzo parejo, hizo su primer aporte al tomar un rebote largo y correr de costa a costa de la cancha para definir con bandeja y sumar dos puntos por goaltending (un rival que tocó la pelota cuando esta estaba ya cayendo hacia el aro, algo que no está permitido).

El equipo arrancó 7-0 pero los Raptors se recuperaron y se adelantaron 13-11. Con una buena circulación, Campazzo encontró cortinas indirectas y sintonía en el ataque con sus compañeros para comenzar a buscar repartir asistencias, con la primera a Nikola Jokic bajo el aro.

Llegaba a este partido con 10 pases gol de promedio en los últimos tres partidos.

Y no abusó, pese a su buena actuación previa, del tiro propio. De hecho, llegando al final del primer cuarto Facundo era, de todos los que habían jugado algún minuto hasta entonces, el que menos lanzamientos había tomado (sólo uno).

En el estado de Oklahoma, en tanto, a falta de poco más de dos minutos el entrenador Mark Daigneault le pegó el grito a Tortuga y precisamente a 1m14 del final del primer cuarto, ingresó.

La primera acción que lo tuvo como protagonista fue en el costado defensivo y no fue nada sencilla: marcar a Zion Williamson, uno de los jugadores físicamente llamados a ser más dominantes en los próximos años (ya lo es). Terminó en giro de espaldas y canasta del norteamericano con tablero.

Al minuto y medio del segundo cuarto, Deck tomó un rebote ofensivo y se la jugó: encaró a Williamson, lo aguantó bien con el cuerpo y anotó con tablero sus primeros puntos en la mejor liga del mundo. Allí mostró una de sus características salientes: la soltura para jugar en cualquier parquet del planeta e independientemente del rival de turno.

Temas en esta nota

NBA
Notas Relacionadas