Corrientes 17 °C
Min. 11 °CMax. 23 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/84184
Santiago del Estero

Femicidio: mató a balazos a una adolescente de 14 y después se suicidó

Se sospecha que tenían una relación a escondidas. La buscó de su casa. A 300 metros la mató de dos tiros: por la espalda y el rostro. Después, caminó 100 metros y se quitó la vida. Los expertos trabajaron hasta la noche en la escena del crimen. Los cuerpos serán sometidos a autopsias.


 

Una adolescente de 14 años fue asesinada ayer a la siesta al recibir dos disparos de escopeta, gatillada por un adulto con quien habría mantenido una relación afectiva al parecer a escondidas. El sujeto después de matarla caminó 100 metros y se suicidó.

El escenario fue un camino vecinal a 300 metros de la casa de la jovencita, ubicada en el paraje Pozo Mositoj, distante 35 kilómetros de Brea Pozo, departamento San Martín y a 38 kilómetros de Loreto.

La identidad de la menor se preserva por sugerencia de autoridades judiciales al ser menor de edad y víctima además de abuso sexual configurado en la relación con el acusado 21 años mayor. En tanto, él fue identificado como Ramón Nicolás Ruiz, de 35 años.

Múltiples interrogantes

 
Al cierre de esta edición abundaban los interrogantes y el fiscal Diego Cortez facultaba a los policías a tomar testimoniales, basamento sobre el cual comenzar una investigación compleja por sus aristas.

El entorno de la joven señaló que Ruiz buscó a la adolescente desde su casa. Lo que vino después quizá jamás se conocerá. Sí se sabe que caminaron 300 metros y él recogió una escopeta que habría dejado oculta en el monte.

Le disparó por la espalda y después en el rostro y la mató casi en el acto.

Siempre sobre la base de lo que hasta anoche pudieron reconstruir los expertos, posteriormente Ruiz caminó 100 metros, se descerrajó un tiro en la cabeza y pereció. Los tiros alertaron a los familiares de la joven, quienes arribaron al escenario tétrico y pidieron ayuda a la policía.

Investigación

Entre las 16 y 17 llegaron los policías de Brea Pozo. También, el fiscal Diego Cortez, efectivos de la División y Delitos Complejos de La Banda y de la División Criminalística y de Bomberos. Los expertos trabajaron hasta cerca de las 20. Posteriormente fueron recogidos los cuerpos por una Unidad Morguera de los Bomberos y trasladados a la morgue del Hospital Independencia y hoy serán sometidos a sus respectivas autopsias.

Preventivamente, el fiscal ordenó el secuestro de celulares, optimista en que le proveerán respuestas clave a los interrogantes.

La prioridad para los investigadores era la declaración de la madre, ya que vio retirarse a la adolescente.

Los funcionarios aguardarán que lograra calmarse para recibir su versión.

Por otra parte, el fiscal también dispuso el secuestro del arma homicida.

Su análisis fue asignado a policías especializados, ya que podrá establecer ubicación de la víctima y si hubo un intento de defensa.

Después de las 21.30, la Comisaría de Brea Pozo se transformó en “búnker” en que fue planificada la tarea de las primeras horas de este lunes.

Los policías esperarán la entrega de los cuerpos y sepulturas.Después, llegarán las testimoniales de ambas familias.

Femicidio, abuso sexual y citación para docentes

Más allá de la incipiente causa judicial, los vecinos deslizaron una historia cuyo esclarecimiento será responsabilidad del fiscal. Trascendió que la menor y el homicida mantenían una “relación” afectiva, que ocultarían por la enorme diferencia de edad entre ambos. Ante el desenlace prevalecería el cargo de “femicidio”, pero también el de “abuso sexual”.

Sin embargo, el delito mayor desplazaría al menor, pero con el homicida muerto la causa deberá ser archivada.

Quienes sugirieron la existencia del vínculo, añadieron que solían verse a escondidas, ya que la diferencia de edad era alta y al parecer también subyacía una presunta relación de parentesco lejana.

El fiscal ahora citaría a los docentes de la menor, quienes meses atrás habrían alertado sobre la relación con Ruiz, sin que ello se tradujera en novedades concretas.

Tratándose de un tema muy delicado, el fiscal sugería mesura al cierre de esta edición, pero su entorno reconocía muchos grises en la vida cotidiana de la menor.

El funcionario citaría a declaración a vecinos, amigos/as, de cuyos testimonios proyecta establecer o aproximarse a la verdad.

Dónde llamar por casos de violencia

Si sos víctima de violencia de género o conoces a alguien que lo sufre, estos son los organismos en los que puedes pedir ayuda o denunciar:

* Comisarías del Menor y la Mujer de Capital: Nº 1, Sarmiento casi Moreno, 3855986661; y la Nº5, Bº Siglo XX, 3854738476.

* Comisaría del Menor y la Mujer de La Banda: H. Yrigoyen 485, 427-6173.

* Dirección de Género de Santiago del Estero. Subsecretaría de Derechos Humanos: Salta 326. Teléfono: 450-4446 / 450-4448.

* Oficina de Protección a la Víctima de Violencia Familiar y de la Mujer. Poder Judicial de Santiago del Estero. Todos los días, las 24 horas del día. Números directos: 450-7773 / 4507774 / 0-800-888-6832 (gratuito).

Los niños que necesitan informar sobre alguna situación en la que corra riesgo su vida, pueden llamar al 102, Número del Niño de la Municipalidad de la Capital. Línea gratuita.

Las cifras negras de femicidios aumentan

La ONG Mumalá informó que con el caso de la adolescente, en lo que va del 2021 debieron lamentarse ya 9 femicidios: 5 directos, 3 vinculados y un transfemicidio.

A nivel nacional, según la organización La Casa del Encuentro, las cifras se acercan a las 290 víctimas. El rango etario en el que hubo mayor cantidad de víctimas fue de 31 a 50 años, seguido por el de 19 a 30 años.

Hasta marzo, 35 víctimas hicieron una denuncia previa. La mayoría de los crímenes fueron cometidos en la casa de la víctima, informaron.

En tanto, 61 de las mujeres fueron apuñaladas, 59 baleadas, 55 golpeadas, 20 estranguladas e incineradas, 16 asfixiadas, 15 ahorcadas y 10 degolladas, según el Observatorio.

Las víctimas colaterales fueron 321 hijas/hijos. Según los datos de la organización, 14 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención y 18 femicidas fueron agentes o ex agentes de fuerza de seguridad. También se supo que 23 víctimas tenían indicios de abuso sexual, 18 eran migrantes, 9 estaban en situación de prostitución, 8 embarazadas, 8 eran mujeres trans, 2 pertenecientes a pueblos originarios.

Fuente: Elliberal.com.ar