Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/86626
exclusivo

Video: las mejores imágenes aéreas de la bajante histórica del río Paraná

El equipo de La Dos y el conocido fotógrafo Leopoldo Bayol recorrieron el río desde Corrientes hasta Paso de la Patria para registrar este evento único. El nivel alcanzó los 0,44 metros en el puerto de Capital para luego experimentar un tibio repunte.

Crédito: Leopolo Bayol especial para La Dos

La bajante del río Paraná ya parece ser una paisaje habitual de las costas correntinas. Con un nivel por debajo del metro durante gran parte de 2020 y 2021, los bancos de arena, piedras y objetos fuera de la superficie, que antes eran paisajes inusuales hoy dejan al desnudo la importancia de este evento histórico como no se veía hace 50 años. Y también dejan al descubierto el deterioro y el abandono de estructuras fundamentales.

Desde que existen registros, el útlimo fenómeno de estas características fue en 1969, cuando se perdió la escala de medición en el hidrómetro local. El nivel más bajo de la semana fue el viernes por debajo del medio metro. Y desde el Instituto Nacional del Agua (INA) advierten posibles problemas en tomas de agua potable.

Desde el INA también informaron que "la tendencia climática regional hacia agosto presenta una perspectiva desfavorable con baja probabilidad de una recuperación franca en los próximos meses".

El equipo de La Dos y el conocido fotógrafo Leopoldo Bayol recorrieron el río desde Corrientes hasta Paso de la Patria para registrar este evento único. El nivel alcanzó los 0,44 metros en el puerto de Capital para luego experimentar un tibio repunte.

Foto: Leopolo Bayol especial para La Dos

El periplo incluyó tomas aéreas con un drone para captar escenarios inimaginables: decenas de rocas fuera de la superficie y bancos de arena infranqueables pusieron a prueba además el conocimiento de las zonas críticas del río que por momentos hicieron que la navegación sea una compleja y peligrosa odisea.

El punto más crítico fue Paso de la Patria, donde la arena y las grandes piedras, habitualmente cubiertas por el agua, hoy se vuelven pequeñas islas y peñones, algunas con hasta 1.70 por fuera de la superficie.

El punto más lejano del recorrido fue la isla Toledo, aguas arriba del Paso, donde se encuentra una peligrosa cadena de piedras que habitualmente se halla sumergida. Hoy, con estas condiciones, algunas sobresalen y alcanzando la altura de una persona promedio. Para fortuna de los navegantes, la claridad del agua y el poco viento permitieron identificar mejor cada obstáculo.