Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/97319
Sincero

Kun Agüero, íntimo: cómo vivió la muerte de Maradona y la salida de Messi del Barcelona

El delantero argentino se explayó en una entrevista sobre su dura infancia, sus comienzos en el fútbol, los consejos de su padre y su actual rendimiento.


 
El delantero argentino Sergio Kun Agüero brindó una extensa entrevista a un medio español en el que mostró su lado más íntimo y sincero al hablar sobre sus vivencias, la muerte de Diego Maradona, la salida de Lionel Messi del Barcelona y su infancia en Argentina.
Consultado sobre cómo se enteró de la ida de Messi al PSG, Agüero reveló: "Fue un momento de shock. Él estaba muy mal. Cuando me enteré no lo podía creer. Ese día lo fui a ver a su casa. Y, por mi personalidad, como no le veía bien, intentaba hacer que se olvidara de lo que había pasado. Veía que estaba medio apagado y lo intentaba distraer. Le contaba de mi equipo de Esports. Y las cosas que estábamos haciendo".
 
"Vamos a ser sinceros. ¿Qué jugador no quiere estar en el Barça? Diría que a la mayoría de los futbolistas les gustaría vestir esta camiseta, por más que el Barça esté bien o mal. Llegué con la expectativa de jugar con Leo y de que se armara un buen equipo, que era lo que el club trataba de hacer" destacó Agüero en una entrevista con El País.

“Lo viví mal, muy mal. ¿Cómo lo podía vivir? Tenía partido de Champions ese día. Cuando me enteré, pensé que era mentira, como tantas otras veces. Pero como veía que cada vez lo decía más gente, le pregunté directamente a la mamá de Benjamín (el hijo de 12 años que tiene con Gianinna Maradona). Me acuerdo hasta lo que le pregunté. “¿Es verdad o no?”, le escribí. Me contestó que sí”, contó sobre aquel 25 de noviembre de 2020.

“Pensaba en mi hijo. En que lo tenía que llamar. Me preocupaba mucho cómo se iba a enterar de la noticia. Cuando pudimos hablar, ya lo sabía por un compañero de colegio. Diego y Benja se llevaban muy bien. Diego era un fenómeno con mi hijo. Y Benja lo amaba. Le pedí a mi hermana que lo fuera a buscar al colegio y que lo intentara distraer. Al día siguiente me escribió: ‘Papá, quiero ir a verlo’”, agregó.

Si bien confesó que la idea “no le gustaba” porque “tenía miedo de que se quedara con un mal recuerdo”, le dio permiso a que fuera al velatorio en la Casa Rosada con Gianinna.

“Me dijo que le dio un beso y que se puso a llorar. Yo intentaba contenerme para que mi hijo no me viera mal. Fueron días muy difíciles. Al menos, Benja se pudo despedir de su abuelo”, contó el Kun Agüero.

Kun Agüero y el recuerdo de su infancia en la villa Los Eucaliptos de Quilmes
Durante la entrevista contó que la última vez que visitó su barrio tenía 16 años: “Cuando pregunté por los chicos con los que me juntaba, uno estaba muerto, el otro preso, a otro lo buscaba la policía. Chicos de 15 años. Todavía mantengo contacto con algunos de mis amigos. Seguimos hablando, más de 20 años después”.

 
Con ese primer pantallazo sobre la realidad que se vivía en la villa, amplió: “Escucho a hablar a la gente de las villas y pienso que no tienen ni idea de lo que es. El que está ahí tiene otra vida. Está en su mundo. Hay como un sistema propio, con sus verdulerías, con sus carnicerías y con sus almacenes [...]. El problema es que es muy difícil progresar. Le pasó a mi viejo. Buscaba trabajo y muchas veces no se lo daban cuando decía el lugar en el que vivía. Y eso sigue pasando. Hay gente complicada, también. Claro. Pero también hay mucha, como mis viejos, que son gente de laburo, que quieren lo mejor para ellos y para su familia. Pero parece que quieren que nos quedemos siempre ahí. Que vivamos nuestra vida ahí”.

Consideró entonces que para salir “tenés que tener talento, sí. Y suerte. Mucha suerte. Necesitás a alguien que te ayude. Yo tenía a mi viejo, que conocía una persona que trabajaba en Independiente. Y todos los años le iba a romper las pelotas para que me hicieran una prueba. Si no hubiese sido por él, no hubiese llegado”.

En cuanto a la educación y la política, se animó a reconocer las dificultades con las que se encontró cuando comenzó en Independiente y las diferencias entre los colegios públicos y privados.

“El que vive en la villa tiene que ir a un colegio público. Voy a contar lo que me pasó a mí. No sé cómo es ahora. Cuando pasé a Independiente, el club me mandó a un colegio privado. Tenía 12 años. En el privado estaban haciendo divisiones de tres cifras y yo en el público hacía de una. Imagínese la diferencia. No estaba capacitado para estar ahí. Y me empecé a sentir mal. No me sentía cómodo ni libre. Quería volver a mi lugar, en el que la maestra me entendía. Es una lástima que eso pase. Es una lástima que se tenga que recurrir a colegios privados”, contó.

Consideró que “quizá la solución pasa por una mayor participación de las municipalidades. No tiene que ser un tema nacional. Un presidente no puede hacer magia. La propia municipalidad tiene que intentar darle trabajo a la gente. Yo no sé de política, pero sé lo que pasa en una villa. La gente habla mal de las redes sociales. Y puede ser que en algunas cosas tengan razón. Pero, al menos, en las redes sociales se muestra la realidad de lo que pasa. Antes la gente solo podía ver lo que pasaba en la tele. Eso no es la verdad. Entonces, el que vive en la villa siente que le mienten. Yo viví en los dos lados. Sé cómo son las cosas”.

Fuente: minutouno.com.ar

Temas en esta nota

Kun Aguero
Notas Relacionadas