Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/99311
Carlos Bramante

Autor

Opinion

Una ley sin equilibrio no propicia condenas justas

Hoy me refiero a las diferencias en los montos para resarcir hechos trágicos. Desde el ofrecimiento a familiares del derrumbe trágico hasta la condena al propietario de un parque acuático en Santo Tomé. Las diferencias no reflejarían equidad en la sanción por los daños causados. ¿Será necesaria una reforma al régimen de Probation?

Los ejemplos de esta columna van desde la figura de la Probation a la sentencia por una demanda civil en un juzgado del interior provincial. El primero, está relacionado con el derrumbe que provocó la muerte de ocho obreros en el barrio Cambá Cuá. El segundo, con la sentencia de un juzgado de Santo Tomé que tuvo como víctima a un joven sometido a una silla de ruedas de por vida.

La suspensión del juicio a prueba, también conocida como "Probation", es una forma de extinción de la acción penal respecto del imputado a la que acceden a través de un resarcimiento económico o el cumplimiento de reglas de conductas.

Se trata de una estrategia vigente y depende de las partes su ofrecimiento y aceptación. Solo en mi opinión, considero que no contribuye a cerrar el "círculo" virtuoso de la justicia. Más aún, cuando se investigan hechos con víctimas fatales como sucedió en la Ciudad de Corrientes. 

Pero el "ruido" que genera la aplicación de esta figura legal se hace ensordecedor al analizar las sumas ofrecidas por los imputados a los familiares de las víctimas. Para los que somos legos del Derecho, llama la atención la diferencia de montos entre una "probation" y la sentencia por una demanda civil. 

En el primer caso se ofrecieron 500 mil Pesos a los familiares de las víctimas del derrumbe. En cambio, en Santo Tomé, el propietario de un parque acuático fue condenado a pagar 21 millones de Pesos. La víctima es un trabajador que cayó de 9 metros de altura y hoy padece secuelas permanentes. 

El fallo fue dictado a fines de octubre por el Juzgado en lo Civil y Comercial a cargo de la Dra. Gabriela Catalina  Borgo y se convierte en una sentencia histórica para la jurisprudencia santotomeña.

Por eso sugiero a los legisladores nacionales establecer mínimos para la figura de la probation o suspensión del juicio a prueba. No puede quedar librado a un monto arbitrario. Peor aún, cuando los daños causaron la muerte o pusieron en peligro la vida de personas.

También serviría de freno para los "emprendedores" que solo buscan satisfacer sus ganancias. Y poco les preocupa las consecuencias que ocasiona el "ahorro" en elementos de seguridad y materiales para la construcción.

Esta realidad legal de nuestro país tampoco contribuye a la reclamada Seguridad jurídica que realizan los inversores. Y es declamada, en discursos de ocasión, por algunos dirigentes políticos. 

Los ejemplos mencionados someterían a los empresarios a una "lotería punitiva" autorizada por las leyes. Los más arriesgados jugarán el cartón completo para ganar el premio mayor con una mezquina inversión. Y los más indecisos y temerosos de la ley dejarían de invertir por miedo a no encontrar su "premio" en la pizarra del azar. 

Esta llamativa "danza de la fortuna" es más peligrosa para los ocupantes de núcleos habitacionales sin los requisitos exigidos en los códigos de edificación. Se trata de un temor que anida en cada propietario que consiguió el sueño de la vivienda propia. 

La "explosión" de construcciones horizontales en el país hace que los "jugadores" sean millones mientras los ganadores unos pocos. Y ni siquiera sabemos la fecha del "sorteo final" que solo adelanta resultados impredecibles.

Desde el punto de vista humano no podemos juzgar el comportamiento de ninguna de las partes sometidas al actual régimen de Probation. Ni a los acusados y, menos aún, a los familiares de trabajadores fallecidos. A cualquiera de nosotros, un mínimo trámite judicial nos provoca un stress para el cual no estamos preparados. 

De todas formas, destaco la valentía de los que transitan el pedregoso camino de: HACER JUSTICIA. Sacrifican tiempo, ingresos, fuentes laborales y su familia. Por eso, María Rosa Urbina es una madre del dolor correntina que desde el desconocimiento legal no dudó en recorrerlo para cumplir la promesa a su hijo fallecido. 

Hay elecciones Nacionales. Es la oportunidad para elegir representantes al Congreso de la Nación con capacidad y valentía para debatir en profundidad la defensa y protección de las víctimas, sus familiares y la sociedad en general. 

Las leyes necesitan equilibrio entre la vida humana y las inversiones. No hay dudas que las últimas son imprescindibles para cualquier sociedad. Lo que no se puede permitir es la mezquindad que pone en peligro a las personas y las somete al azar.