Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/30260

Turista agredido por los piqueteros en Puerto Iguazú: “Estábamos rehenes en el medio del piquete”

Cristian Gaute tiene 35 años y es de Avellaneda, Buenos Aires. El miércoles pasado fue atacado por piqueteros que cortaban la ruta de acceso a la ciudad de Puerto Iguazú. Por las lesiones debió ser atendido en el Aeropuerto Carlos Krause.

El último miércoles por la mañana cientos de turistas locales y extranjeros sufrieron los piquetes en el acceso a Puerto Iguazú, cuando manifestantes cortaron la ruta que es el único camino al Aeropuerto Internacional Carlos Krause.

En ese contexto, pasajeros que debían abordar vuelos para irse salir de la provincia intentaron pasar a pie por el corte ya que habían quedado varados a varios kilómetros del aeropuerto. Manifestantes del Movimiento de Resistencia Popular no dejaron pasar a los turistas, la tensión fue tal que se  produjeron golpes y empujones. Cristian Gaute, una de las víctimas de la violencia, recibió una serie de golpes y en ese estado debió ser atendido por médicos del aeropuerto local, antes de abandonar la tierra colorada.

El hombre, oriundo de Avellaneda, Buenos Aires, sabía del corte, pero pensó que lo iban a dejar pasar. “El taxi que nos llevaba al aeropuerto nos dejó y dijo que habría otro esperándonos al otro lado. Cuando llegamos a la manifestación, había gente en medio del piquete, no los dejaban mover ni al otro lado ni volver. Estábamos como rehenes en el medio”, contó.

En un momento de la tensión, se abrió un camino peatonal para que los turistas pudieran pasar y así no perder el vuelo de regreso. En ese momento a Cristian lo agredieron. “Caminé y me empezaron a seguir, me pude defender de uno, pero después ya no me acuerdo de nada. Creo que hasta uno de los piqueteros me sacó para que no me pegaran más”, describió.

El hombre tiene 35 años y describe la sensación con la cual dejó la provincia de Misiones. “Lo que más vergüenza me dio es que había turistas chinos, españoles, extranjeros de todos lados. Una cosa es que no dejen pasar autos, otra es que no te dejen caminar”.