Corrientes 30 °C
Min. 21 °CMax. 31 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/4272

Un obispo cobra casi $47 mil mensuales y el aporte a la Iglesia caerá en 2019

La Conferencia Episcopal Argentina realizará esta semana una asamblea plenaria en Pilar en la que se debatirá, entre otros temas, el modo de financiamiento de la Iglesia católica y su vínculo con el Estado. En la actualidad, el Estado nacional tiene a cargo el pago de los salarios de obispos y sacerdotes y del mantenimiento de las parroquias. ¿Qué dice la ley y cuánto le transfiere el Estado a la Iglesia?

El Estado, de acuerdo con el artículo 2 de la Constitución nacional, sostiene el culto católico apostólico romano. La Ley 21.950 establece que el Estado debe hacerse cargo del salario de los arzobispos y obispos, equivalente al 80% del salario de un juez nacional de primera instancia. Esto equivale a cerca de $80 mil de bolsillo.

Sin embargo, en su informe ante el Congreso en marzo de 2018, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó que los obispos cobraban un sueldo de 46.800 pesos. 

Esto, según explicaron desde la Secretaría de Culto de la Nación a Chequeado, obedece a un antiguo dictamen del Ministerio de Hacienda de la Nación que interpretó que el cálculo que fija la ley debe hacerse sobre el salario básico de un juez, sin los complementos o adicionales por título de abogado o antigüedad, entre otras cosas. Por eso el monto es inferior.

Por otro lado, en el proyecto de presupuesto 2019, que tiene media sanción de la Cámara de Diputados y el Senado debatirá la semana próxima, el Gobierno prevé fondos para la Secretaría de Culto por $471 millones. De ese total, $126 millones estarán destinados al pago de salarios de obispos y arzobispos, y el resto será para obras en diferentes basílicas del país.

Para 2018 se estima que el gasto para salarios será de $130 millones, por lo que en 2019 el presupuesto caerá tanto en términos nominales como reales. Si se tiene en cuenta la inflación, las remuneraciones de los obispos ya habían caído en los dos primeros años de gestión de Mauricio Macri.

Temas en esta nota

Iglesia